Sobre la ciudad

Nizhni Nóvgorod es una de las ciudades más grandes de la Región del Volga, con una población de cerca de 1 millón 300 mil personas. La ciudad fue fundada en 1221 y ahora es el centro más importante para el desarrollo de la cultura nacional rusa: la artesanía popular, la literatura y la música. Por ejemplo, Nizhni Nóvgorod es la patria de la Khokhlomá, el arte nacional de Rusia. En total, en la ciudad se concentra una tercera parte de toda la artesanía del país.

En la época de florecimiento del Imperio Ruso, Nizhni Nóvgorod fue el centro comercial y económico del país, un nudo mercantil que unía las rutas comerciales desde Europa a Asia. La Feria local mostraba anualmente las conclusiones en el desarrollo de la economía de Rusia. La Nizhni Nóvgorod actual es un área de inversiones muy atractiva para el desarrollo de los negocios.

En Nizhni Nóvgorod se conservan más de mil objetos de patrimonio cultural. El centro histórico está situado sobre una serie de colinas, lo que permite disfrutar de unos paisajes y vistas increíbles. Al visitante le resultarán especialmente inspiradores el poderoso Kremlin, los románticos malecones y otros lugares de interés. En nuestra ciudad, los turistas podrán ver monumentos de carácter histórico, cultural y arquitectónico para todos los gustos: desde fincas pertenecientes a influyentes mercaderes hasta un milagro de la ingeniería como es la Torre Hiperboloide del ingeniero Shukhov. ¡Entre los lugares de interés más atractivos y modernos se encuentran el teleférico más largo de Europa y también el circo más grande de Europa!

 

Nizhni Nóvgorod es una ciudad con un ritmo de vida especial, que al mismo tiempo representa el colorido nacional, la clave para la enigmática alma rusa.

Vladimir Guilyarovski, escritor y periodista:

“Parece que ninguna ciudad de la Región del Volga provoca una impresión tan fuerte y majestuosa como Nizhni Nóvgorod”.

 

Ilia Repin, pintor:

“Esta ciudad, cuya ubicación domina todo el Oriente de Rusia, nos ha fascinado. ¡Qué encantadoras son sus lejanías infinitas! Sus paisajes impresionan y llenan de admiración: frente a nuestros ojos se despliega la historia viva de Rusia, llena de gente fuerte, con un carácter bondadoso, que sabe valorar la vida, su calidez y belleza. A esa gente no le gusta vivir en cualquier sitio y de cualquier manera...”

Fiódor Shaliapin, cantante de ópera:
“Nizhni Nóvgorod me ha fascinado por su original belleza, por los muros y torres del Kremlin, por la amplitud del espacio fluvial y de sus prados. En mi alma ha latido de nuevo la sensación de felicidad y alegría que siempre experimento cuando estoy en Volga”.

Theodore Dreiser, escritor americano:
“En mi opinión, Nizhni Nóvgorod es la ciudad más atractiva e interesante de las que he visto en Rusia. Me encanta la presencia imponente del Volga, y su relieve no es tan liso como el de Moscú o Leningrado; además, sus construcciones poseen ese carácter ruso tan pintoresco. Por una parte, tiene todos estos rasgos tan puramente rusos, tan atractivos, y al mismo tiempo, me parece que también irradia una atmósfera bastante moderna, ruidosamente activa y viva como de la una ciudad americana”.

Alejandro Dumas, escritor francés:
“Cerca de las 10 se ha escuchado un ruido fuerte, como una gran tronada o, más exactamente, como el rumor o el estrépito que preceden a un terremoto. Era el rumor de una muchedumbre de miles de personas.

Cerca de un giro de Volga hemos visto un bosque de mástiles decorados con banderas de vivos y diversos colores. Eran barcos que iban hacia arriba y hacia abajo por el río y que llevaban las mercancías para la feria.

Para hacerse una idea del trajín y el ruido que surgían de la orilla del río, habría que recordar la calle Rivoli durante los espectáculos de fuegos artificiales, cuando los burgueses franceses que llenan la Plaza de la Concordia regresan a casa despotricando contra la administración de París, criticando su avaricia por no lanzar fuegos artificiales durante toda la noche”.